Abogado Penalista.


¿Quiere contactar conmigo? 

 

La 1ª CONSULTA ES GRATUITA EN CASO DE ACCIDENTE.



Soy miembro de la Asociación de Abogados de Víctimas.

 

El Derecho Penal no se reduce solo al listado de las conductas consideradas delitos y la pena que a cada tipo de injusto corresponde, sino que fundamentalmente su objetivo es proteger el cumplimiento de las reglas esenciales de convivencia de nuestra sociedad.

 

Por desgracia, no hace falta cometer un delito para verse inmerso en un proceso penal. Por ello, tan importante como perseguir el delito y fomentar su reinserción social como defender al inocente. Corresponde al abogado, en ambos casos, hacerlo con profesionalidad, esmero y dedicación, ya que tan grave es que un delincuente quede libre como que un inocente acabe en la cárcel.


Como Abogado penalista, le puedo ayudar en las siguientes materias:


  • Acusación y defensa en todo tipo de procedimientos penales.
  • Redacción de denuncias y querellas.
  • Asistencia a detenidos en comisaría, cuartel de la Guardia Civil, Juzgado…
  • Delitos contra los derechos y deberes familiares: abandono de familia, impago de pensiones, sustracción de menores -nacional e internacional-, etc.
  • Violencia de género y / o doméstica.
  • Delitos contra el honor: calumnia e injuria.
  • Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos, allanamiento de morada.
  • Delitos económicos: apropiación indebida, estafa, falsedades, delitos societarios, blanqueo de capitales, insolvencia punible, falsificaciones.
  • Delitos contra el patrimonio: robo, hurto, receptación, daños, defraudaciones.
  • Delitos contra la libertad: detención ilegal, secuestro, amenazas, coacciones, tortura y contra la integridad moral.
  • Delitos contra la libertad sexual: agresión sexual, abuso sexual, acoso sexual.
  • Delitos contra la persona: lesiones, homicidio, asesinato.
  • Delitos de tráfico: alcoholemias, exceso de velocidad, conducción sin carné, desobediencia a la autoridad, conducción temeraria y omisión del deber de socorro.
  • Delitos contra la administración de justicia: prevaricación, encubrimiento, acusación y denuncias falsas, simulación de delitos, falso testimonio, obstrucción a la justicia, deslealtad profesional, quebrantamiento de condena.
  • Delitos administrativos y políticos: de cohecho, prevaricación, urbanísticos, malversación, fraudes, negociaciones prohibidas, corrupción e infidelidad en custodia documentos.
  • Delitos contra la Seguridad Social y contra los derechos de los trabajadores.
  • Delitos contra el orden público: atentados contra la autoridad, resistencia y desobediencia, tenencia, tráfico y depósito de armas.
  • Delitos de usurpación del estado civil, funciones públicas, intrusismo.

Texto revisado a fecha de 4 de mayo de 2020.